Mujer presa

“Déjame saltar directo hacia mi sueño, déjame caer tan fuerte que toque la muerte, siento como quema este fuego mi pecho y a tu lado todo va muy diferente…”

Mujer, abre los ojos. ¡Mira! Es él… te miente y es como si cada mentira te enamorara. Mírame a mí, sentado y arrinconado sin más que decir. Tan silencioso y sin libertad, porque voy arrastrado por tus cadenas implacables, por tus besos incurables y tan profundos como tus ojos. Abrázame y hazme realidad. Él no lo es y bien lo has probado.
¡¿Acaso estas ciega?!
Lo sé, el amor es una ceguera total. Ya me doy cuenta cuando solo la voy amando, y sí, los dos muy enamorados, ella de la mentira y yo de ella, un sueño inalcanzable.
Tócame mujer, solo por última vez y entonces déjame morir a tu lado. Permíteme saltar a tu lado, llevarte de la mano y rozar tus labios con la muerte. Anda… sé libre de su engaño.

¡Sé libre!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: