Predecible

Soy tan pero tan predecible, que podría empezar a no quejarme, a no escribir una tontería tras otra porque sé como terminará la historia. Respondió a mis mensajes del viernes por la noche, la noche del sábado (disculpe la redundancia).

Y estarás muy enojada como para jugar hoy?
Si, mucho. Intenta ponerme contenta y tal vez considere jugar.
Mucho mucho? Lo siento ayer y toda la semana que entra estaré fuera súper ocupado… Pero hoy podemos jugar.
Eso ya fue un sutil “no molestes”. Y si, mucho, además de que lo que acabas de decir, no te ayuda.
Claro que no, pero se que te desesperas haha por eso mejor te digo para que no se enoje usted conmigo
.
Y qué harás para convencerme entonces?
Pues aún no estoy en mi casa pero podrías decirme que se te antoja como para convencerte… Que estés enojada pues no me gusta.

Y el resto es fácil de deducir, aunque le castigué, ninguna foto mía y tampoco webcam. Lo noté desesperarse e insistir para obtener un vistazo de mi. Me preguntó si podía llamarme y no esperó mi respuesta, el celular comenzó a timbrar cerca de las 4 a.m. Su voz, definitivamente su voz me estremecía.

No sé negarme, el placer de ser su Juego puede más que mi voluntad de alejarme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: