Si, pero no.

No quiero dormir contigo, no quiero abrazarte ni patear tu cuerpo porque duermo como loca.

No quiero dormir contigo, no quiero acostarme en tu pecho ni envolverme en tu cintura.

No quiero dormir contigo, no quiero tenerte cerca respirando en mi cuello ni tus labios rozando.

No, no quiero dormir contigo porque al final, despertaré solo para verte dormir, contemplar lo que no puedo tener y olvidar por completo que estas desnudo solo para fijarme en tu calmada respiración, en tu boca entreabierta, en tu expresión relajada… En todo excepto en tu desnudez como mero deseo.

El capricho se me escaparía solo para verme enamorada mientras duermes junto a mí.

¿A quién engaño? Si quiero, pero no lo haré.

2 comentarios sobre “Si, pero no.

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: