Distraída

Él me escribe desde hace siete meses casi diario. Al inicio eran bonitos poemas “nerds” que me hacían reír, que sorprendían sinceramente; después se convirtieron en mensajes de “buenos días, buenas tardes, buenas noches, cómo estas, qué haces, pienso en ti, bonita, etc” que resultaban más y más agobiantes con el paso del tiempo.

¿Y entonces ignorar, rechazar dulcemente, hacerse la difícil, dar a notar desinterés… Le atrae más?

Solo estaba siendo honesta al mostrar mi poca atención con sus bastantes mensajes de cada día… ¿Pagaré por desperdiciar a un buen hombre? ¿Pagaré por haberme portado así? No lo sé, pero me di cuenta que no me atraía en lo más mínimo, no quería miel ni cosas cursis todos los amaneceres. Quería una pequeña aventura que me hiciera sentir viva y saber que eran cosas nuevas las que hacía.

Él… Continúa escribiéndome muchas veces al día, aún diciendo cosas bonitas y yo, yo haciendo cosas que según nuestra sociedad esta mal. ¿Pagaré eso también? Pero yo no lastimo a nadie, estoy sola y soy solo yo.

Es como tener un montón de alfileres encajados en mi piel y elegir si dejarlos o quitarlos, así, un poquito desquiciada y no sabiendo de qué escribí hoy.

wallpaper-1489077.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: