Ella tenía razón

– Es un texto sin pulir, con sentimientos mezclados, esos que te hacen perder la cabeza peor que una ronda de caballitos rellenos de tequila –

Me platicaba de lo dulce que había sido su cita este fin de semana con un chico que la trataba muy educada y amablemente, el tipo de chico que te confiesa estar hecho a la antigua en pleno dos mil quince. Deme dos para llevar.

Entonces me siento aquí a escribir de lo vacía que he estado desde hace mucho tiempo, no entiendo porque me resulta tan complicado querer a alguien que me quiere… He tenido la manía de fijarme en quien no me quiere, en quien solo me usa.

Pero ella dijo algo en lo que tenía razón, toda la razón: “no cabe duda que cualquiera puede obtener lo que quiere… siempre y cuando lo desee de corazón”.

¿Yo no lo deseo de corazón? No, yo solo me siento sola y quiero a alguien con quien compartir mi cuerpo… Mi sonrisa. Él simplemente es un capricho, algo que se vuelve enfermizo.

Por esta madrugada es todo, ya no pienso, ya no sé nada.

Él envenenó toda mi vida y ahora yo me torturo pensándolo cada día, cada hora, cada minuto.

Un comentario sobre “Ella tenía razón

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: