¿Por qué regresaste?

Extraño la tranquilidad que sucedió al desastre entre tu novia, tú  y yo, por el par de mensajes que escribiste para mí. 

Esos mensajes perversos tan tuyos y míos, no pasarían nunca más. Sabía que no nos citaríamos otra vez, que tampoco tendría tus manos rozando cada parte de mi cuerpo, no vería tu sonrisa torcida.

Esa paz que se convertía en dolor cuando iba a dormir; la sentía recorrer mi piel y abrazarme para que al final sus filosos recuerdos estrellaran en mis ojos y, lloraramos juntas.

Todo estaba tan claro para mí que soportaba la sonrisa en horario laboral y un poco en casa, el resto es la historia deprimente.

¿Por qué regresaste?

Has roto la triste calma que envolvía a cada uno de mis días; no podré soportar más tormentas contigo como protagonista.

Estoy ansiosa, quiero pedirte que te marches y no hagas más daño a lo poco que pude reconstruir pero me perturba tu nombre y cada foto recibida.

Candysh va a colapsar tal cual lo hace un puente con malos cimientos, se rendirá como álter ego a tus pies, nuevamente.

Xxx
Obra de “Ericcanate”

3 comentarios sobre “¿Por qué regresaste?

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: