Historia Rápida

Y yo estaba escondida bajo el escritorio, haciendo travesuras hasta que golpeé mi cabeza contra la orilla y le miré, un perfil que me derretía enmarcado por su cabello largo y castaño claro.

— Auh… Jaja.

Soltó una risa al oírme sin quitar los ojos de la pantalla, eran cerca de las 11 am y él debía entregar un avance de proyecto, él intentaba concentrarse para programar y yo no lo permitía.

— Ten más cuidado…

Sus palabras se perdieron en mi inocencia.

Fue la tortura más larga y deliciosa que pude provocarle durante una hora con ocho minutos, y yo sonreía, y él suspiraba desesperado.

3 comentarios sobre “Historia Rápida

Agrega el tuyo

  1. Te quería haber enviado un privado por Twitter, pero la opción está desactivada. Para darte enlace a la foto que te decía. La de los mordiscos que parecen nebulosas. Por no dejarla en abierto. Al margen de que esté o no, subida a algún sitio, me parece más respetuoso con la propia foto.
    Interesante y divertido relato, por cierto. A ver si saco tiempo para descubrir más de las cosas que tienes por aquí. Un verdadero placer y cuídate mucho. =)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: