Una noche más

En unas ocho horas él se marchará y no, no hay nada que esté en mis manos para detenerlo porque no podría, no podría interponerme entre sus metas, su carrera, su sueño.

No sé si realmente quisiera irme con él porque recuerdo que se lo dije, le planteé la idea de moverme al sitio en el que él estaría. Y me dijo sin morderse la lengua “De amor no se vive, Candysh […]”, entonces me sentí tan estúpida creyendo que podríamos analizar la idea, hacer un plan pero al contrario, me vio como una niña ilusionada y confundiendo las cosas. Habíamos dejado claro que las cosas se acabarían en cuanto él tuviera que irse, mas ninguno de los dos había creído que se enamoraría.

Por la tarde que estábamos platicando acostados en su cama, me recargué sobre mis codos para mirarle el rostro y besarle los labios, sin embargo me estremecí… Sus ojos estaban ligeramente rojos y cristalinos, él evitaba mi mirada y pretendía jalarme del cabello para obligarme a poner mi mejilla sobre su pecho.

Me ha roto el alma verle así. Pedí que me permitiera acompañarle al aeropuerto y solo pudo acertar a decir “Guapa, las despedidas no me gustan pero esta bien, ya veremos”.

En mi mente solo suena la canción de “One More Night”…

OneMoreNight

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: