Un amor platónico.

Me pregunté mientras te miraba “¿Estoy enamorada?”

Y reí al instante.

No, no.

Sólo te quiero por lo que dices; te estoy queriendo porque un pequeño rato bastó para sentir alegría, para marcharme sin exigir más tiempo de ti ni ofrecerte en exceso mi silencio; un pequeño rato bastó para quedar satisfecha hasta que, con mucha suerte, vuelva a encontrarte acompañado de tu honestidad e ironía tierna.

Candysh.

He escrito esto para dedicarlo a José de la Serna, un escritor que perforó mi corazón con sus letras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: