La pared de fotografías I

Me gusta tomar fotografías, tengo la manía de colgar una fotografía por historia sucedida en la pared de mi habitación.

Coloco una fotografía encima de otra de las personas que van entrando en mi vida, observo como se pierden cuando alguien más roba mi atención y entonces, se van al fondo o se desprenden de la pared y debo colocarlas otra vez mientras recuerdo la triste historia.

Es coleccionar instantes en los que mi corazón fue feliz y desdichado, instantes en los que quise morir y otros cuántos en los que agradecí estar viva.

Sin embargo, tus fotografías se han saltado la línea del tiempo, suelen desprenderse de la pared cada uno o dos meses desde agosto del año pasado..

Y hoy apareció tu figura tocando el timbre de mi puerta café, tercer piso, edificio E.

¿Fue una advertencia todo este tiempo? Tú ibas y venías, yo no te gusté pero aún así querías tomar un café conmigo sabiendo que al final discutíamos tus sentimientos y mi interés en cuanto a nuestra relación de sexo fallida.

Sabes, no quiero una nueva fotografía tuya, me basta con conservar la que ya tengo aunque sea en el montón de las que caen al suelo.

No volveré a recogerla, tampoco abriré la puerta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: