Amo solo a su segunda personalidad

Señorita, quisiera contarle los pensamientos que ha desatado últimamente y gritarle con desesperación que es la culpable de mi mal humor, pues comienzo a sentir dependencia hacia su cuerpo desnudo, pero bien sabe que le estaría mintiendo porque su forma real no es lo que deseo… Yo estoy adorando todo lo que finge ser cuando se encuentra a mi lado.

Sus problemas diarios no son parte de nuestro acuerdo, me importa una mierda sus mensajes de texto y llamadas; no me interesan sus sentimientos, ni siquiera pongo atención a lo que habla, pues si me pregunta qué sucedió en su vida hace un par días, solo estaré recordando la sutil forma en que me ha montado en el auto mientras esperábamos llegara la hora para nuestra reservación en el restaurante.

Yo solo recuerdo las conversaciones que giran en torno a mí y a usted de rodillas.

Lo único que obtengo de esto es un poco de atención en la que idolatra mi existencia y el sexo que se mantiene vigente en el horario establecido, aunque estoy comenzando a exigir más de su actuación, me parece una pérdida de tiempo si en la charla no involucra su devoción por mí, si no demuestra con gemidos que me necesita.

Luciel se limita a fantasear con la máscara de aquella hermosa mujer.

Escrito por el álter ego “Luciel“.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: