Posibilidades.

Por una vez en la vida debería hacerle caso al psicólogo:

Detenerme, respirar y pensar en lo que estoy a punto de hacer, en lo que hago y en lo que hice; cada mañana, cada noche, solo para confirmar conmigo misma que cada acción es algo que deseo y positivo.

¿Cuántas veces me lanzaré a la borda solo porque me siento efusiva y necesito el éxtasis?

¿Cuántas veces diré que si con tal de tenerlo todo y hundirme en el desinterés días más tarde?

¿Cuántas veces me repetiré que hay cosas que no merezco?

Puedo sentir el montón de emociones que se acumulan en mi pecho, el montón de indecisiones que están apretándose en mi cabeza.

No sé por cuánto tiempo lo pueda soportar, no quiero estar bien un día si y un día no…

Tengo la necesidad de hundir mi desesperación y poder comprender más allá de mi egoísmo.

Tal vez no es un sentimiento puro, sino la necesidad de llenar mis vacíos a como dé lugar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: