Remembranza de una ruptura

La castaña esta agotada y con unas cuántas heridas; ha metido las manos para que el comandante no reciba golpes mientras él se entretenía rompiendo el brazo de alguien más. De alguna forma ha imitado a Draken, así que junto a este se esforzará por protegerlo una y mil veces.

Sin embargo, no podía concebir el pensamiento de que aquel joven de corta edad privace de la vida a quien yacía bajo la suela de su bota; probablemente pisaba con fuerza suficiente para evitar que su víctima pudiera recobrar la conciencia por completo.

Se acercó pidiéndole que se detuviera, que ya había ganado y mirara alrededor para corroborar su victoria, pero fue una terrible idea; ella no sabía de aquella faceta gélida e inexpresiva hasta que la empujó lejos haciéndola caer al suelo.

¿Por qué la mira de esa manera? ¿Cree que lo tiene merecido por anteponerse al líder? ¿Entonces él es realmente así?

Si humillarla en ese sitio frente a quienes eran sus enemigos y amigos estaba bien para el tipo de ojos vacíos, entonces ella solo tiene dos opciones a considerar hacia quien era su novio…

Ponerse de pie y marcharse, pero la mirada y sus palabras amenazantes le hicieron tomar la segunda opción; enfrentarlo sabiendo que perderá. Se retiró la chaqueta y con voz entrecortada le hizo saber que Touman no hacía eso…

Por primera vez se sintió inservible por no ayudar a Manjiro; tal vez abandonarlo resultaría mejor.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Web construida con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: