No me olvides

Durante su lenta agonía, Draken solo fue capaz de pedir perdón a ese amigo de la infancia por estar muriendo de forma vil sin siquiera haberse acercado a él durante dos años, sin haber logrado traerlo de vuelta hacia quienes le querían.

Se reprochó a si mismo la capacidad y deseo por salvar a quien adoraba de aquello a lo que llamaba «impulsos oscuros».

Y es que le tomó un poco tiempo asimilar la manera en que Mikey eligió alejarse de él y el resto; rememoró lo trágico y brutal que fue causándole un atisbo de odio, posiblemente eso era lo que el rubio buscaba para evitar lastimar a Ryuguji más adelante o tal vez el gemelo dragón ya no era suficiente para mantener en calma sus pérdidas de control… Aún así estaba convencido de que el tiempo que compartieron no podía ser desechado tan fácil por el otro.

¿Le faltó más cariño y atención?

Dar un abrazo cálido hacia el más bajo para reconfortar su soledad y recordar que posee un corazón, es lo último que deseó, comprendió muy tarde que debió esforzarse un poco más, que debió presionar y arriesgarse para no perder a aquel que amó…

Pero ahí está resignado, con una sonrisa estúpida y tocando el cálido manto de su óbito

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: