As long as you notice…

𝘼𝙨 𝙡𝙤𝙣𝙜 𝙖𝙨 𝙮𝙤𝙪 𝙣𝙤𝙩𝙞𝙘𝙚, 𝙄’𝙢 𝙝𝙤𝙥𝙞𝙣𝙜 𝙩𝙝𝙖𝙩 𝙮𝙤𝙪’𝙡𝙡 𝙠𝙚𝙚𝙥 𝙮𝙤𝙪𝙧 𝙝𝙚𝙖𝙧𝙩 𝙤𝙥𝙚𝙣…

𝙄’𝙡𝙡 𝙠𝙚𝙚𝙥 𝙢𝙞𝙣𝙚 𝙤𝙥𝙚𝙣 𝙩𝙤𝙤.

Hay historias que no tienen un final perfecto, y ahí está ella escuchando la lista de reproducción musical que le recuerda al amor fallido…

Mientras bebe té caliente, mientras repasa las memorias de conversaciones que en algún momento caducaron, mientras memoriza la sonrisa que existió para él, mientras se reprocha las cosas…

Cosas que no sucederán.

Si fuese alcohol, el líquido en su taza de cristal, la lengua estaría suelta y los dedos impacientes, mensajes de voz y texto habrían desbordado en el móvil de aquel idiota…

Para el que solo la recuerda a medias y le dejó una lista de malos hábitos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Web construida con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: