El amor corrupto – I

Introducción: No puedo negar mi pequeña obsesión por su húmeda lengua, me fascina en exceso. Cada vez que la visito por la noche al terminar el trabajo, lo primero que hago es ordenar que abra su boca y saque la lengua solo para sentirla tibia entre mis labios, después me gusta morderla con mis dientes... Leer más →

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: